¿Te molesta una cicatriz?

5

Las cicatrices se forman en un proceso de cicatrización de una herida que es lento y que produce transformación de los tejidos cutáneos y subcutáneos.

En todo este proceso evolutivo, pueden aparecer diferentes síntomas que suelen ser molestos. Muchos de ellos van a ser pasajeros y conforme avanza la regeneración cutánea, van a desaparecer. Sin embargo, en otros casos, los síntomas se van a prolongar en el tiempo.

Cuando se produce una herida, la piel duele. Las abundantes fibras de la neuronas sensitivas que tiene nuestra piel, van a transmitir el estímulo doloroso y durante unos días, la manipulación de esa herida va a ocasionar dolor. La piel es muy rica en este tipo de terminaciones nerviosas, capaces de detectar presión, dolor, cambios de temperatura, etc., que es lo que forma el sentido del tacto.

Pasada la fase inicial de la cicatrización, cuando la piel se está regenerando, las diferentes capas de tejido se van formando de nuevo, a veces de forma diferente a la original y esto puede ocasionar alteración en las fibras nerviosas de las neuronas sensitivas de la piel. El estiramiento y la presencia de nuevos tejidos pueden originar sensaciones como el picor o el dolor, que son desagradables.

El tejido cicatricial propiamente no duele ni pica ya que es un tejido formado de nuevo y que no tiene terminaciones nerviosas. Sin embargo, al presionar la cicatriz, indirectamente se presiona el tejido que hay por debajo y en esa zona pueden haber quedado atrapadas entre el tejido neoformado, las terminaciones nerviosas. Ese atrapamiento, es el que provoca el dolor. Con el paso del tiempo, suele haber un reajuste de los espacios. Pero hay personas que van a mantener esa sensación molesta o dolorosa a lo largo del tiempo.

El dolor de las cicatrices puede ser muy intenso, es de tipo neuropático y puede manifestarse a veces, simplemente por un mínimo roce. Además de los tratamientos tópicos como anestésicos o corticoides, puede ser necesario aplicar tratamientos orales o soluciones más invasivas como las infiltraciones o el láser.

También puedes leer...

Beneficios Trofolastín

¿Qué son los queloides?

Los queloides son crecimientos anómalos del tejido cicatricial y pueden aparecer en cualquier cicatriz de algunas personas predispuestas. El crecimiento suele producirse unos meses después de producirse la cicatriz y originan un tejido sobrelevado, de color rosado y brillante, de...

Seguir leyendo

Beneficios Trofolastín

Cura tus heridas y evita las cicatrices

Las cicatrices son las reparaciones que se producen en la piel tras una herida. Así que no hay cicatriz sin que previamente no haya habido una herida. No todas las heridas dejan cicatrices, depende de la profundidad de la lesión...

Seguir leyendo

Beneficios Trofolastín

Trofolastin te ayuda a reducir las cicatrices antiguas

La infancia es un momento “de riesgo” para la producción de heridas. Niños y niñas exploran sus capacidades motoras e imaginativas y en consecuencia se producen heridas y pequeños accidentes que comportan que haya cicatrices que les vayan a acompañar...

Seguir leyendo