¿Las cicatrices antiguas deben tratarse?

Con las cicatrices antigua educamos nuestra paciencia. Porque es difícil imaginar cómo quedará con el paso del tiempo esa lesión que ahora vemos tan evidente, que todavía necesita muchos cuidados y que nos recuerda momentos vividos que muchas veces no queremos volver a rememorar.

Cuando la piel se lesiona y se inicia el camino de la cicatrización, tenemos por delante muchas semanas en las que nuestro cuerpo, sabio, va a tratar de regenerar con mimo los tejidos para devolverlos de la forma más parecida a su estado original. Este largo tiempo puede llegar a ser de un año o más, así que veremos pasar todas las estaciones del año mientras nuestras células y fibras trabajan sin descanso para ofrecer la mejor versión.

Las diferentes etapas de una cicatriz exigen diferentes cuidados. Las primeras fases son  las más intensas y en las que es difícil que te olvides de tu herida. Evitar la infección, favorecer que la zona no se vuelva a lesionar. Conforme pasa el tiempo, los cuidados podrán ser más espaciados, pero si queremos un resultado final favorable, tenemos que ser constantes con los apósitos.  

¿Cuándo podemos pensar que una cicatriz es antigua?

Pues depende. Cada persona pensará en su cicatriz de forma diferente, dependiendo del significado que tenga y qué evolución ha hecho. Pero definitivamente a partir del año, el proceso de remodelación está muy adelantado y ya podemos esperar muchos menos cambios en la cicatriz. Entonces, podemos decir que ya tenemos una cicatriz antigua.

En este punto, nos debatimos entre si seguir utilizando los parches o descansar. O bien, no nos acaba de gustar el resultado y optamos por consultar con un especialista.

Nuestra opción si tienes dudas, es seguir con los apósitos. Aunque la remodelación se puede considerar completada transcurrido un año, lo cierto es que la piel sigue siendo un tejido vivo y todavía podemos obtener beneficios de su aplicación. Esto es especialmente válido en cicatrices que son grandes, que no han evolucionado demasiado bien y son hipertróficas o queloides, cuando tu capacidad de cicatrización está alterada por alguna enfermedad o las características de tu piel, cuando están en zonas complicadas o cuando siguen molestando porque “tiran” o pican. Nunca es demasiado tiempo de uso… así que ante la duda, ¡Adelante!

También puedes leer...

Beneficios Trofolastín

Principales factores implicados en una mala cicatrización

La cicatrización es un proceso continuo que se inicia tras la producción de la herida y que tiene lugar a lo largo de varios meses. En este proceso de cicatrización se producen de forma secuencial diferentes fases en las que...

Seguir leyendo

Beneficios Trofolastín

Cómo cuidar una cicatriz para que no se note

Tener una cicatriz puede resultarte un poco incómodo y antiestético, sobre todo si afecta a zonas visibles como ocurre en la cara o la zona del cuello. Por eso es muy importante saber cómo cuidar una cicatriz correctamente. Para conseguir...

Seguir leyendo

Beneficios Trofolastín

La evolución natural de una cicatriz

Las cicatrices están presentes como mínimo en una tercera parte de la población mundial y llevan asociado algún recuerdo. Pueden ser la representación de un traumatismo, un accidente, una cirugía o el nacimiento de un hijo. Aunque en las historias...

Seguir leyendo