Cómo cuidar una cicatriz para que no se note

Tener una cicatriz puede resultarte un poco incómodo y antiestético, sobre todo si afecta a zonas visibles como ocurre en la cara o la zona del cuello. Por eso es muy importante saber cómo cuidar una cicatriz correctamente.

Para conseguir que no se noten, es necesario ser muy cuidadosa prácticamente desde el primer día, ya que el proceso de cicatrización se extiende durante más de un año y lo que vaya ocurriendo en todo ese tiempo es fundamental para conseguir los mejores resultados. 

Con el paso del tiempo y si hemos hecho los deberes, la cicatriz pasará fácilmente inadvertida y solamente de vez en cuando será para ti un recuerdo de algo que ocurrió hace un tiempo. 

Primeros pasos

  • La primera parte de la cicatrización, que corresponde a la fase de hemostasia e inflamación necesita que mantengamos una higiene estricta de la herida y que apliquemos las curas antisépticas diarias para que no se produzca una infección. En ocasiones en esta fase tendremos puntos de sutura que serán retirados unos días más tarde.

  • Una vez retirados los puntos, podemos empezar a utilizar los apósitos de Trofolastin. La cura húmeda es la que ha demostrado a nivel científico que da los mejores resultados. Aplicando los apósitos entre 2 y 3 meses, conseguiremos el mejor ambiente de cicatrización

Cómo cuidar la cicatriz en la fase de remodelación

  • Evita que te dé el sol directamente en la cicatriz. Si todavía estás utilizando los apósitos, tendrás la protección solar asegurada. Si ya han pasado 2 o 3 meses desde el inicio del proceso de cicatrización, igualmente puedes utilizar los apósitos como una forma de protegerte del sol, para que te puedas olvidar de tener que aplicar el fotoprotector cada 2 horas. 

  • Trata de no tener la cicatriz en contacto continuo con el agua. La cura húmeda es muy beneficiosa, pero sumergir en agua directamente durante largos periodos suele ser contraproducente. En casos necesarios, aquí también pueden ayudarte los apósitos.

  • Masajea la zona de la cicatriz de forma circular tratando de evitar las adherencias de los tejidos. Este masaje puedes iniciarlo tras las primeras 2-3 semanas y mantenerlo en el tiempo durante todo el proceso de remodelación. 

  • Evita actividades que pongan en tensión la piel de la zona cicatricial para que la herida no se abra y no tenga tensiones añadidas en el proceso de reparación. 

  • Hidrata la piel con cremas o aceites hidratantes y también “desde fuera” bebiendo agua y evitando el alcohol y otras bebidas como los refrescos.                

Si sigues estos pasos de cómo cuidar una cicatriz vas a reducir las posibilidades de tener una cicatriz que se note mucho.

También puedes leer...

Beneficios Trofolastín

¿Las cicatrices antiguas deben tratarse?

Con las cicatrices antigua educamos nuestra paciencia. Porque es difícil imaginar cómo quedará con el paso del tiempo esa lesión que ahora vemos tan evidente, que todavía necesita muchos cuidados y que nos recuerda momentos vividos que muchas veces no queremos volver...

Seguir leyendo

Beneficios Trofolastín

Principales factores implicados en una mala cicatrización

La cicatrización es un proceso continuo que se inicia tras la producción de la herida y que tiene lugar a lo largo de varios meses. En este proceso de cicatrización se producen de forma secuencial diferentes fases en las que...

Seguir leyendo

Beneficios Trofolastín

La evolución natural de una cicatriz

Las cicatrices están presentes como mínimo en una tercera parte de la población mundial y llevan asociado algún recuerdo. Pueden ser la representación de un traumatismo, un accidente, una cirugía o el nacimiento de un hijo. Aunque en las historias...

Seguir leyendo