Guía de cuidados tras una cesárea de recurso o de urgencia (1)

Descárgate la guía de cuidados en la cesárea y entra en el sorteo de 5 packs de Trofolastin Cicatrices. 

La llegada de un bebé al mundo a través de una cesárea es un momento de gran alegría, pero también de preocupación para las madres, quienes deben enfrentarse no solo al período de recuperación postoperatoria, sino también a la rehabilitación de su piel y cuerpo. Después de esta cirugía, es fundamental proporcionar los cuidados adecuados para asegurar una recuperación óptima y prevenir posibles complicaciones.

En términos generales, las cesáreas suelen clasificarse en programadas y de emergencia.

Las cesáreas programadas, como bien dice su nombre, se programan con anticipación por razones médicas como complicaciones en la progresión del parto o una desproporción entre la pelvis materna y el tamaño del bebé.

Mientras que las de emergencia, se realizan de manera inmediata debido a situaciones críticas como emergencias médicas que ponen en peligro la vida de la madre o del bebé.

Indistintamente del tipo de cesárea, los cuidados generales tras este tipo de cirugía son fundamentales; asegurar un descanso adecuado y gestionar el dolor postoperatorio son prioridades esenciales.

Además, se debe prestar atención a una alimentación equilibrada, mantener una buena hidratación y cuidar la higiene personal, todo en favor de una recuperación efectiva.

El estreñimiento es común después de una cirugía abdominal, por lo que se recomienda una dieta rica en fibra y beber mucha agua.

Controlar la retención de líquidos también es crucial, y para ello se pueden emplear técnicas como elevar las piernas cuando sea necesario o recurrir a masajes de drenaje linfático.

Uno de los aspectos más importantes del cuidado postoperatorio es la atención de la cicatriz. Mantenerla limpia y seca es fundamental para prevenir infecciones.

Una vez retirados los puntos o grapas, se recomienda el uso de apósitos específicos que puedan acelerar el proceso de cicatrización.

Trofolastin Reductor de Cicatrices es una excelente opción en estos casos, ya que promueve una cicatrización adecuada, protege la zona, y ofrece comodidad y practicidad, por ejemplo, permitiendo a la madre bañarse sin complicaciones, ya que estos son a prueba de agua. 

Es importante recordar que la recuperación completa de una cesárea puede llevar tiempo. Se recomienda evitar ejercicios abdominales intensos durante al menos dos meses y abstenerse de relaciones sexuales penetrativas durante las primeras cuatro a seis semanas como medidas preventivas clave.

En caso de dudas sobre la recuperación postcesárea, es fundamental consultar a su médico para recibir orientación y atención personalizada que garantice una recuperación óptima y segura para la madre y el bebé.

Recuerda descargarte la guía de cuidados en la cesárea para entrar en el sorteo de 5 packs de Trofolastin Cicatrices

Bibliografía

1. Fundacion medicina fetal barcelona. Cesárea [Internet]. Medicinafetalbarcelona.org. [citado el 15 de marzo de 2024]. Disponible en: https://portal.medicinafetalbarcelona.org/protocolos/es/obstetricia/cesarea.html

Descárgate la guía de cuidados en la cesárea y entra en el sorteo de 5 packs de Trofolastin Cicatrices