Trucos para aplicarte un apósito reductor de cicatrices correctamente

5

Los parches autoadhesivos pueden ayudarte a cicatrizar tus heridas de forma rápida y segura, evitando la aparición de cicatrices hipetróficas o queloides que son muy antiestéticas.

Estos apósitos adhesivos reductores de cicatrices crean un microclima en la piel que favorece la formación de nuevas fibras de colágeno y elastina, fundamentales para la reparación de las capas cutáneas.

Son muy fáciles de utilizar y una vez colocados, no tendrás que preocuparte durante unos cuantos días. Además, ofrecen una ventaja adicional, y es que protegen de los rayos ultravioletas del sol, que son perjudiciales para las cicatrices.

Trucos para aplicarte los parches autoadhesivos

Para aplicarte correctamente los apósitos correctores de cicatrices sigue los siguientes pasos:

  1. Elige un apósito del tamaño adecuado. Hay 3 tamaños disponibles 4x30 cm, 5x7,5 cm o 10x14 cm. Recorta el apósito para que tenga el tamaño acorde al tamaño de la cicatriz, dejando un margen adecuado que cubra parte de la piel sana
  2. En el recorte deja las puntas redondeadas, porque eso facilitará que una vez adherido a la piel, sea más difícil que se separe de la piel por las esquinas.
  3. Lava y seca muy bien la piel donde está la cicatriz. No frotes la herida, a veces es mejor dar pequeños toques con una gasa o una toalla hasta que se seque completamente. Tampoco apliques sobre ella ninguna crema ni ningún otro producto cosmético
  4. Aplica el apósito con la parte adherente encima de la cicatriz. Quedará perfectamente acoplado a tu piel
  5. Mantén en apósito hasta que veas que empieza a despegarse. Hay zonas en las que esto sucederá más pronto porque están más expuestas o tienen más roce. Pero por lo general, permanecen perfectamente colocados entre 7 y 10 días. Puedes mojarlo y seguir tus rutinas de higiene sin problemas sin tener que retirarlo.
  6. Cuando veas que se empieza a despegar, vuelve a limpiar la piel y seguidamente aplica un nuevo apósito hasta completar un nuevo ciclo. La recomendación suele ser mantener estos apósitos un mínimo de 8 semanas.

Precauciones

No se deben utilizar en bebés y niños menores de 3 años por el riesgo de que se lo arranquen y puedan llevárselo a la boca, originando riesgo de atragantamiento.

La utilización del parche debe iniciarse una vez la herida está curada, es decir, una vez hemos superado la primera fase, que es la etapa inflamatoria en la que los cuidados de la herida van destinados a evitar la infección con las curas antisépticas habituales. En el caso de llevar puntos de sutura no reabsorbibles, estos deben haber sido retirados.

También puedes leer...

Beneficios Trofolastín

¿Qué son los queloides?

Los queloides son crecimientos anómalos del tejido cicatricial y pueden aparecer en cualquier cicatriz de algunas personas predispuestas. El crecimiento suele producirse unos meses después de producirse la cicatriz y originan un tejido sobrelevado, de color rosado y brillante, de...

Seguir leyendo

Beneficios Trofolastín

Cura tus heridas y evita las cicatrices

Las cicatrices son las reparaciones que se producen en la piel tras una herida. Así que no hay cicatriz sin que previamente no haya habido una herida. No todas las heridas dejan cicatrices, depende de la profundidad de la lesión...

Seguir leyendo

Beneficios Trofolastín

Trofolastin te ayuda a reducir las cicatrices antiguas

La infancia es un momento “de riesgo” para la producción de heridas. Niños y niñas exploran sus capacidades motoras e imaginativas y en consecuencia se producen heridas y pequeños accidentes que comportan que haya cicatrices que les vayan a acompañar...

Seguir leyendo